Las cucarachas tienen una serie de hechos curiosos alrededor. Aunque suene de ciencia ficción, está demostrado que debido a la lentitud en que experimentan la subdivisión celular en su período larvario, podrían sobrevivir a un Holocausto nuclear. La cucaracha común puede soportar nada menos que 6.400 rads (la medida estándar de la radiación ionizante), seis veces más que la necesaria para matar a un humano adulto.
Además, es sabido que las cucarachas pueden vivir sin cabeza hasta cuatro semanas. Esto se debe a que el insecto no controla su respiración a nivel cerebral, sino por una especie de tráqueas a lo largo de su cuerpo.
Esta amplia resistencia a condiciones realmente adversas hace del control de plagas como las cucarachas un verdadero reto. Por ello algunos han ideado las más variopintas estrategias para deshacerse de ellas. Aquí le presentamos un pequeño ranking de las más alocadas e ingeniosas:

1.- Plantas Anti-Cucarachas: Para los botánicos y amantes de la naturaleza tal vez este método puede resultar atractivo. La idea central sería que usando plantas aromáticas como la “menta gatuna”, laurel, lavanda o ajo, las cucarachas saldrán huyendo pues les desagrada este aroma. Lo más probable es que no sólo termines con la misma plaga, sino que tu casa termine oliendo a fería de verduras, sin ningún resultado práctico.
2.- Azúcar y Bicarbonato: Los creadores de esta “solución” van en contravía a la número 1. Antes que ahuyentar con el olor a las cucarachas se proponen atraerlas. Para eso es el azúcar. Supuestamente su rico olor traerá al sebo a los insectos y el “poderoso” bicarbonato hará el resto.
3.- Recetas culinarias: Existe la creencia de que los cebos “orgánicos” contra las cucarachas son un manjar tentador para estos bichos. Hay “recetas” que incluyen desde leche condensada hasta mantequilla de maní, pasando por el uso de sobras de comidas caseras, todas ellas siempre mezcladas con ácido bórico. Lo que no toman en cuenta estos chefs anticucarachas es que mientras más suciedad encuentren las cucarachas, mayor alimento tendrán para seguir reproduciéndose.
4.- Inundaciones: Si hasta ahora crees que lo has leído todo, no falta el que recomienda inundar el piso donde se encuentre la plaga durante 24 horas. El problema con este método es que además de ser poco efectiva significa que ud debe salir de la casa todo un día o quizás aprender a nadar, lo que le resulte más práctico.

Pero ¡ALTO! No recomendamos aplicar ninguno de los extremos métodos. Sustancias como el ácido bórico y la combinación inexperta de algunos de estas sustancias son peligrosos y podrían poner en riesgo su salud y la de su familia. 

El Ingeniero Giovanni Castillo, Gerente de Gescol, compañía especializada en Fumigación y Control de Plagas en Bogotá y Cundinamarca, dice que el manejo de insecticidas es un asunto serio y que debe ser manejado por una empresa especializada. “Durante el primer semestre de 2020 en Bogotá resultaron intoxicadas 1.411 personas por manejo inadecuado de sustancias químicas, de acuerdo a las autoridades de Salud Distrital. El control de plagas debe abordarse desde una óptica integral, pues sólo tras una evaluación profesional se puede determinar la gravedad de la infestación y determinar la dosificación que sea segura para el ambiente y las personas”, recalcó. 

Gescol SAS es una empresa de Fumigación y Control de Plagas en Bogotá y Cundinamarca, debidamente avalada por las Secretarias de Salud de estas entidades territoriales. Con una experiencia de más de 10 años, siempre basado en el Manejo Integrado de Plagas, atiende a decenas de instituciones comerciales e industriales y lleva adelante una campaña para prevención y combate de enfermedades que afectan la salud de los habitantes de conjuntos residenciales en la capital del país.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.